Cómo denunciar el delito de

Violación

Violación

Descarga este carnet para identificar y anotar elementos que debes tomar en cuenta para presentar tu denuncia

Es la acción que impone actos sexuales o la cópula, sin el consentimiento de la víctima, mediante el uso de violencia física o psicológica. Cópula se entiende como la introducción del pene o cualquier otro objeto por vía vaginal, anal o bucal. También constituye violación el realizar estos actos con personas menores de 12 años o que no tengan capacidad para comprender la situación.

Cualquier persona puede denunciar, con excepción de si existe una relación de matrimonio o de pareja; en estos casos sólo la persona agredida puede realizar la denuncia, lo que se conoce como perseguir un delito por querella.

Busca apoyo para proteger tu integridad, con familiares o personas cercanas, con alguna institución pública u organización. Es importante tener una red de apoyo y acompañamiento para denunciar. 

Si eres víctima de violación debes actuar lo más pronto posible, ya sea acudir primero a un hospital, clínica o médico particular a que se te realice una valoración médica, o acudir al ministerio público a presentar tu denuncia, donde también se te debe realizar una valoración médica

Aunque puede ser difícil, recomendamos que no te bañes hasta que te hayan hecho la exploración médica y tomado las muestras, y que conserves tu ropa sin lavarla ni desecharla. Puedes solicitar que te canalicen a un hospital público para atención médica.

Si decides acudir primero a un hospital o centro de salud, tienes derecho a solicitar anticoncepción de emergencia dentro de las primeras 120 hrs. después de haber ocurrido el delito, así como a recibir tratamiento farmacológico (medicinas) para prevenir enfermedades de transmisión sexual. 

Para ejercer estos derechos, basta que realices una declaración bajo protesta de que fuiste víctima del delito de violación, sin embargo, pueden pedirte que realices una denuncia ante el ministerio público. Los prestadores de los servicios de salud pueden documentar evidencias médico-legales de la violación con tu consentimiento y deben informarte sobre el derecho a denunciarlo. 

Si decides presentar la denuncia ante el ministerio público, es recomendable acudir dentro de las primeras 48 hrs. después de que ocurrió el delito para que en el ministerio público te hagan la prueba ginecológica y la exploración médica lo antes posible

Si conoces el nombre completo de la persona que cometió el delito, debes mencionarlo en la entrevista que te haga el ministerio público. Si se trata de un servidor público, investiga el cargo y menciónalo ante el ministerio público. 

Si no conoces o no ubicas a la persona que cometió el delito, el ministerio público deberá hacerte las preguntas necesarias para que la investigación se enfoque en localizar a la persona. 

Debes acudir a la agencia del ministerio público más cercana al lugar donde ocurrió el delito o a la agencia especializada en delitos sexuales (si existe una en tu estado). Si la violación sucede en un espacio público (en el transporte público, en el parque, en la calle, etc.) puedes auxiliarte de un policía para que te indique dónde denunciar. Incluso, si en ese momento hay un policía cerca, puedes pedirle que haga la detención de tu agresor (en flagrancia) para presentarlo ante el ministerio público. 

Ubica aquí la agencia del ministerio público más cercana a ti.

Lleva una identificación oficial. 

Sabemos que puede ser difícil, pero lleva la ropa que traías puesta al momento de los hechos. 

Recuerda que puedes presentar la prueba de un doctor que hayas consultado por tu cuenta en el hospital o médico privado al que acudiste (llamada “prueba pericial médica”), donde se demuestre tu afectación o bien, las evidencias y el registro en caso de haber acudido a una institución pública y haber sido atendida de emergencia por violación. 

Cuando acudas a denunciar, el ministerio público abrirá una “carpeta de investigación” donde anotará, con base en lo que tú le cuentes, cómo sucedió el delito, quiénes son los probables responsables y toda la información que ayude a que se dé con la o las personas responsables. Se te pedirá que narres cómo sucedieron las cosas (a esto le llaman declaratoria), por lo que es importante que menciones, de la manera más detallada posible, cómo sucedió el delito y en caso de identificar a la persona, mencionar sus rasgos característicos (cicatrices, tatuajes, vestimenta, entre otros). Ni tu historia de actividad sexual ni la forma en la que vestías deben ser relevantes para la investigación, por lo que debe existir respeto a tu privacidad. Recuerda que las investigaciones deben tener perspectiva de género, estar libres de estereotipos o señalamientos discriminatorios.

Si hay personas que hayan presenciado la violación éstas pueden acompañarte o puedes solicitar que sean entrevistadas por la policía.

Antes de irte de la fiscalía, anota el número de carpeta de investigación que se asignó para tu caso y el nombre del o la agente que te atendió; también puedes solicitar una copia simple de tu carpeta de investigación. Tener una copia de tu carpeta de investigación te ayudará a darle seguimiento a lo que haga el ministerio público sobre tu caso y podrás corroborar que no hayan eliminado testimonios, oficios o documentos que hayas entregado.

Puedes dar seguimiento con el número de carpeta de investigación.

El Centro ProDH preparó estos documentos, en caso de que los necesites. Antes de presentarlos ante el Ministerio Público, te recomendamos consultar con tu asesor jurídico si alguno aplica para tu caso en particular:

  • Si tu asesor(a) jurídico(a) o tú quieren acceder a la carpeta de investigación íntegra, descarga este documento. Puedes hacer esto desde que se abre la carpeta de investigación.
  • Si tu asesor(a) jurídico(a) o tú requieren una copia certificada de la carpeta de investigación, descarga este documento. Puedes hacer esto desde que se abre la carpeta de investigación.
  • Si quieres recibir notificaciones sobre los avances de la investigación de tu caso, descarga este documento. Recuerda que como víctima de un delito, tienes derecho a acceder a la carpeta de investigación y conocer el estado que guarda la investigación y los avances que se han hecho sobre ella. Si el ministerio público continúa negándote el acceso a la carpeta tras presentar el escrito, puedes levantar un reporte ante la Visitaduría de la Fiscalía o ante una Comisión de defensa y protección de derechos humanos.

Consulta aquí información sobre la Visitaduría en tu estado y aquí un directorio con organizaciones de defensa de derechos humanos.

La víctima puede realizar la denuncia a través de sus representantes legales, padre, madre o tutores, pero también puede denunciar de forma autónoma. La falta de consentimiento de los representantes legales o su ausencia no deben limitar la denuncia y la investigación. También, el ministerio público debe aceptar su denuncia cuando el delito proviene de su padre, madre o tutor.

Algunos procedimientos como la certificación médica, ginecológica o psicológica o la atención de emergencia pueden requerir el consentimiento de sus representantes legales. Sin embargo, la legislación y el procedimiento de investigación debe realizarse bajo el principio del interés superior y el reconocimiento de la autonomía progresiva que reconoce a las niñas, niños y adolescentes como sujetos de derecho con capacidad para ejercerlos por sí mismos por lo que figuras como la capacidad jurídica, la patria potestad, la representación legal y la facultad para denunciar deben ser interpretadas bajo las normas generales en materia de infancia y el derecho internacional, por lo que siempre deberá prestar su consentimiento y ser informado de forma adecuada sobre todas las decisiones que tomen las autoridades sobre su caso..

Durante  el proceso de denuncia e investigación se debe resguardar la identidad y datos personales de niñas, niños y adolescentes. Si se realiza un reconocimiento de personas o se practica una entrevista o testimonio como prueba anticipada, se deberá contar  con el auxilio de especialistas en atención victimal y de infancia, el auxilio de familiares y la asistencia del asesor jurídico y del representante legal. 

Las niñas, niños y adolescentes deben contar con la asistencia de un asesor jurídico especializado. Si sus representantes legales no lo designan o rechazan su intervención, se le deberá asignar un defensor de oficio. 

Además de la asesoría jurídica que brindan las fiscalías y procuradurías, las niñas, niños y adolescentes cuentan con el derecho al acompañamiento de la Procuraduría Federal de Protección o de las Procuradurías de Protección locales de Niñas, Niños y Adolescentes (representación coadyuvante), que es especializada e independiente, no sustituye las facultades del ministerio público sino que acompaña y representa, de manera adicional, a la víctima y su familia durante todo el proceso. 

En caso de que el padre, madre o tutor, quienes tienen la representación originaria, sean las personas que están siendo denunciadas, la representación coadyuvante de las procuradurías de niñas, niños y adolescentes cobrará mayor importancia. 

Por otro lado, si se desconoce el paradero del padre, la madre o tutor, no existe información sobre ellos, o si se trata de niñas, niños y adolescentes no acompañados en contexto de migración, la Procuraduría de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes intervendrá en representación en suplencia

Recuerda que si existe abuso sexual o cualquier tipo de violencia por parte de un familiar tuyo o por parte de tu pareja esto sigue siendo un delito y, por lo tanto, debes denunciar. 

Por su parte, si la víctima está en peligro, el Ministerio Público deberá establecer medidas de protección de forma urgente y bajo su responsabilidad, mismas que deberán ser verificadas por un juez. Si no existe una condición de urgencia y gravedad, también se podrán pedir medidas de protección, mismas que deberán ser solicitadas por el Ministerio Público ante el juez de control. 

Recuerda que en los casos de relación de pareja, matrimonio o vínculo familiar, puedes solicitar medidas de protección como la separación del domicilio, que se le imponga al agresor la restricción para acercarse a la víctima, la custodia por parte de la policía (patrullaje en tu domicilio) o el traslado a un refugio.

Puedes buscar apoyo en los refugios a través de los Centros de Justicia para la Mujer, los Institutos Estatales de las Mujeres o las Secretarías de la Mujer y, a nivel nacional, a través del Instituto Nacional de las Mujeres o en refugios de organizaciones y asociaciones civiles. Para ir a un refugio temporal, no es necesario que ya hayas realizado una denuncia ante el ministerio público, éstos tienen la obligación de recibirte e incluso puedes realizar tu denuncia desde el mismo centro. En estos lugares se brinda atención física y psicológica, hospedaje, alimentación, servicio médico y asesoría jurídica. También puedes solicitar estos servicios al ministerio público como una medida de protección. 

Ubica aquí el Centro de Justicia para la Mujer más cercano a ti o consulta este directorio de organizaciones que podrían apoyarte.

En los casos de violación en una relación de pareja o matrimonio se requiere querella, por lo que solo la víctima puede denunciar. En los demás casos, la denuncia puede realizarla la víctima, algún familiar o cualquier persona que haya sido testigo  de la situación, pero es importante comunicar a la víctima sobre la denuncia, así como brindarle apoyo y acompañamiento especializado. En el caso de que la víctima acuda a un refugio antes, ahí mismo pueden ayudarle a presentar su denuncia.

Por la gravedad del delito de violación, es indispensable que se  abra una carpeta de investigación y que se establezcan  todas las medidas para proteger a la víctima. Sin embargo, si el ministerio público se niega a recibir tu denuncia, primero acude a un hospital o centro de salud a que te hagan la valoración médica antes de que pasen 48 hrs. Posteriormente, presenta  una queja ante la Visitaduría u Órgano Interno de Control de la procuraduría o fiscalía o ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos y  solicita medidas precautorias o la presencia de un visitador de forma urgente.

Cualquier inspección, entrevista y examinación que se realice sobre tu cuerpo para valoración médica o psicológica debe contar con tu consentimiento una vez que se te informe su objetivo. Éstas deben  ser practicadas por personal especializado y sensibilizado en atención a víctimas de violencia sexual, de preferencia, del sexo que elijas. 

El propósito de estas intervenciones es valorar la integridad física y psicológica de la persona afectada, analizar lesiones, tomar evidencias de violencia sexual, practicar exámenes ginecológicos, realizar imágenes para documentar, recabar muestras y establecer el impacto psicológico. 

Recuerda que incluso si no existen signos de violencia física (como moretones u otras lesiones) no significa que no haya existido una violación; por ejemplo, si tu pareja te presionó para tener relacones sexuales sin tu consentimiento, esto se considera un delito y puedes denunciarlo. 

Las examinaciones deben realizarse en espacios adecuados y privados que garanticen un ambiente cómodo, seguro y con privacidad. La declaración que brindes al momento de levantar tu denuncia debe realizarse de forma que evite que la repitas  una y otra vez. 

Solicita que te canalicen a una agencia del ministerio público donde se encuentre un médico de turno y que se comuniquen con él o ella para asegurar su presencia durante la valoración médica o psicológica. En la medida de lo posible, procura que se formalice la denuncia la primera vez que acudas al ministerio público y que se realicen las valoraciones especializadas. 

Si tu vida e integridad corren peligro, puedes solicitar medidas de protección. Estas medidas se otorgan para proteger a las mujeres víctimas de violencia en situaciones en las que se encuentren en peligro. Si son de carácter urgente, cualquier autoridad que tenga conocimiento del caso puede solicitarlas (como el hospital o un refugio temporal) sin que exista una carpeta de investigación (aunque no hayas ido a denunciar). Si las medidas requieren aplicarse una vez que realizaste la denuncia ya que existe la tentativa de feminicidio (es decir, tu vida peligro como resultado de la agresión de la que fuiste víctima), tu asesora o asesor jurídico pueden solicitarlas. 

El Centro ProDH preparó este documento de solicitud de medidas cautelares por tentativa de feminicidio, en caso de que los necesites. Antes de presentarlos ante el Ministerio Público, te recomendamos consultar con tu asesor(a) jurídico si aplica para tu caso en particular.

¡Ayúdanos a ubicar la corrupción en los Ministerios Públicos!

Si fuiste víctima de corrupción, o algún tipo de irregularidad, cuéntanos tu experiencia.

Aviso de privacidad

Los datos personales proporcionados serán protegidos en todo momento de acuerdo con la establecido en la Ley Federal de Protección de Datos Personales en Posesión de Particulares y las demás disposiciones aplicables.

Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez A.C.

Asociación civil sin fines de lucro, que por 30 años se ha dedicado a promover y defender los derechos humanos de personas y colectivos excluidos, en situación de vulnerabilidad o de pobreza para contribuir a la construcción de una sociedad más justa, equitativa y democrática, en la que se respete plenamente la dignidad humana.

Dentro de sus líneas de trabajo se encuentra la defensa jurídica de casos relacionados con graves violaciones a derechos humanos. Las personas y colectivos a quienes acompañan principalmente son indígenas, mujeres, migrantes y víctimas de represión social. Entre los casos que han acompañado se encuentran Campesinos Ecologistas, Ayotzinapa, Tlatlaya, Atenco, Guardería ABC, Tierra Blanca, Mónica Esparza, entre otros.

Para solicitar asesoría sobre algún caso relacionado con graves violaciones a derechos humanos, contácta al Centro ProDH directamente.

Dirección: Serapio Rendón 57-B Col. San Rafael, C.P. 06470, México, D.F.

Teléfono: (55) 5566 7854, 5546 8217, 5535 6892 Fax: ext. 108

Sitio web: http://centroprodh.org.mx