Cómo denunciar el delito de

Violencia Familiar

Violencia Familiar

 Descarga este carnet para identificar y anotar elementos que debes tomar en cuenta para presentar tu denuncia

La violencia familiar consiste en una serie de actos de control o agresión de carácter físico, psicológico, sexual, patrimonial, económico o contra los derechos reproductivos entre personas que tienen un vínculo familiar, una relación matrimonial o de pareja en el presente, o entre personas que hayan tenido una relación previamente.

Busca apoyo para proteger tu integridad, con familiares o personas cercanas, con alguna institución pública u organización, o en algún refugio. Es importante tener una red de apoyo y acompañamiento para denunciar.

Este es un delito que se persigue por querella, lo que significa que sólo la víctima puede presentarse a denunciar. Únicamente en casos en que la víctima sea menor de edad o tenga alguna discapacidad, el delito será de oficio, es decir, que podrá ser denunciado por algún familiar o cualquier persona que sea testigo de la situación. Sin embargo, antes de hacerlo es importante avisar a la víctima sobre la denuncia para que no se coloque en un escenario de riesgo por desconocer que se inicia un proceso penal, así como brindarle apoyo y un acompañamiento especializado. En caso de que la víctima acuda a un refugio, el personal del mismo puede apoyarte a presentar la denuncia.

Puedes denunciar en cualquier agencia del ministerio público, si es una situación de urgencia, llamando al 911 para que la policía te auxilie y te canalice a la agencia del ministerio público a realizar tu denuncia.

Ubica aquí la agencia del ministerio público más cercana a ti.

Al momento de ir a presentar tu denuncia,  lleva una identificación oficial. 

En caso de que cuentes con videos o grabaciones donde se muestre la agresión que sufriste, puedes llevarlas  en una memoria USB o en un disco (CD). Si cuentas con mensajes de texto en donde se evidencie que la persona te amenaza, puedes llevarlos también como prueba de la agresión.

Cuando acudas a denunciar, el ministerio público abrirá una “carpeta de investigación”, que es donde irá anotando, con base en lo que tú le cuentes, cómo sucedió el delito, quiénes son los probables responsables y toda la información que ayude a que se dé con la o las personas responsables. Se te pedirá que narres cómo sucedieron las cosas (a esto le llaman declaratoria), y para esto es importante que menciones, de la manera más detallada posible, cómo sucedió el delito.

También debes decir si antes has vivido antecedentes y episodios de violencia y si hay personas que hayan sido testigos de estos eventos o si en algún momento anterior solicitaste la intervención de alguna autoridad, como la policía o instituciones públicas de atención a las mujeres. Esto es muy importante para poder dar un mejor seguimiento a tu caso y en caso de que exista una carpeta de investigación anterior, que estas dos investigaciones se acumulen y no se investiguen por separado.

Puedes dar seguimiento con el número de carpeta de investigación que te asignaron y, si así lo solicitas, puedes hacerlo a través de un asesor jurídico victimal. 

El Centro ProDH preparó estos documentos, en caso de que los necesites. Antes de presentarlos ante el Ministerio Público, te recomendamos consultar con tu asesor jurídico si alguno aplica para tu caso en particular:

  • Si tu asesor(a) jurídico(a) o tú quieren acceder a la carpeta de investigación íntegra, descarga este documento. Puedes hacer esto desde que se abre la carpeta de investigación.
  • Si tu asesor(a) jurídico(a) o tú requieren una copia certificada de la carpeta de investigación, descarga este documento. Puedes hacer esto desde que se abre la carpeta de investigación.
  • Si quieres recibir notificaciones sobre los avances de la investigación de tu caso, descarga este documento. Recuerda que como víctima de un delito, tienes derecho a acceder a la carpeta de investigación y conocer el estado que guarda la investigación y los avances que se han hecho sobre ella. Si el ministerio público continúa negándote el acceso a la carpeta tras presentar el escrito, puedes levantar un reporte ante la Visitaduría de la Fiscalía o ante una Comisión de defensa y protección de derechos humanos.

Consulta aquí información sobre la Visitaduría en tu estado y aquí un directorio con organizaciones de defensa de derechos humanos.

Sí, es recomendable que asistas con apoyo de una persona de confianza o, en caso de ser posible, de alguna organización de apoyo especializada. Si hay personas que presenciaron  los eventos de violencia que viviste, éstas pueden acompañarte o puedes solicitar que sean entrevistadas por la policía.

Puedes buscar apoyo en refugios a través de los Centros de Justicia para la Mujer, los Institutos Estatales de las Mujeres o las Secretarías de la Mujer y, a nivel nacional, a través del Instituto Nacional de las Mujeres o en refugios de organizaciones y asociaciones civiles. Para ir a un refugio temporal, no es necesario que ya hayas realizado una denuncia ante el ministerio público, éstos tienen la obligación de recibirte e incluso puedes realizar tu denuncia desde el mismo centro. En estos lugares se brinda atención física y psicológica, hospedaje, alimentación, servicio médico y asesoría jurídica. También puedes solicitar estos servicios al ministerio público como una medida de protección. Recuerda que, niñas y jóvenes menores de edad, pero mayores de 12 años, pueden solicitar por sí mismas estas medidas de protección. 

Ubica aquí el Centro de Justicia para la Mujer más cercano a ti o consulta este directorio de organizaciones que podrían apoyarte.

Si tu vida e integridad corren peligro, puedes solicitar medidas de protección. Estas medidas se otorgan para proteger a las mujeres víctimas de violencia en situaciones en las que se encuentren en peligro. Si son de carácter urgente, cualquier autoridad que tenga conocimiento del caso puede solicitarlas (como el hospital o un refugio temporal) sin que exista una carpeta de investigación (aunque no hayas ido a denunciar). Si las medidas requieren aplicarse una vez que realizaste la denuncia ya que existe la tentativa de feminicidio (es decir, tu vida peligro como resultado de la agresión de la que fuiste víctima), tu asesora o asesor jurídico pueden solicitarlas. 

El Centro ProDH preparó este documento de solicitud de medidas cautelares por tentativa de feminicidio, en caso de que los necesites. Antes de presentarlos ante el Ministerio Público, te recomendamos consultar con tu asesor(a) jurídico si aplica para tu caso en particular.

Esto depende de la regulación local, ya que algunos Códigos Penales prohíben el perdón en este delito. Cuando se trata de un delito que requiere querella, es decir, que la víctima debe personalmente denunciarlo, se permite otorgar el perdón, pero existe la posibilidad de retirarlo (se conoce como revocación del perdón). En algunas legislaciones se establece como condición de cualquier posible beneficio o perdón, que la persona que cometió el delito cumpla con un tratamiento psicológico especializado. Por último, cuando se trata de violencia familiar en contra de menores de edad o con alguna discapacidad, delito que se investiga de oficio, no procede el perdón. 

Recuerda que cualquier tipo de violencia por parte de un familiar tuyo o por parte de tu pareja sigue siendo un delito y debes denunciarlo. En todos los casos, aún cuando puedas otorgar el perdón, no debes ser presionada en ningún sentido para hacerlo, ni por las autoridades, ni por la persona responsable ni por tus familiares. 

En caso de no otorgar el perdón y continuar con el proceso, no es posible llegar a un acuerdo. La única otra opción al juicio oral sería el procedimiento abreviado, el cual implica que el agresor se declare culpable, el juicio se haga de manera más corta y existe la posibilidad de que la pena sea menor. Desde la perspectiva legal, existen principalmente dos leyes que limitan llegar a un acuerdo: el Código Nacional de Procedimientos Penales establece que quedan prohibidos los criterios de oportunidad en este delito y los acuerdos reparatorios. Además, la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia señala que se deben evitar procesos de mediación o conciliación en este delito, por ser inviables en una relación de poder y sometimiento que existen en las dinámicas familiares.

¡Ayúdanos a ubicar la corrupción en los Ministerios Públicos!

Si fuiste víctima de corrupción, o algún tipo de irregularidad, cuéntanos tu experiencia.

Aviso de privacidad

Los datos personales proporcionados serán protegidos en todo momento de acuerdo con la establecido en la Ley Federal de Protección de Datos Personales en Posesión de Particulares y las demás disposiciones aplicables.

Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez A.C.

Asociación civil sin fines de lucro, que por 30 años se ha dedicado a promover y defender los derechos humanos de personas y colectivos excluidos, en situación de vulnerabilidad o de pobreza para contribuir a la construcción de una sociedad más justa, equitativa y democrática, en la que se respete plenamente la dignidad humana.

Dentro de sus líneas de trabajo se encuentra la defensa jurídica de casos relacionados con graves violaciones a derechos humanos. Las personas y colectivos a quienes acompañan principalmente son indígenas, mujeres, migrantes y víctimas de represión social. Entre los casos que han acompañado se encuentran Campesinos Ecologistas, Ayotzinapa, Tlatlaya, Atenco, Guardería ABC, Tierra Blanca, Mónica Esparza, entre otros.

Para solicitar asesoría sobre algún caso relacionado con graves violaciones a derechos humanos, contácta al Centro ProDH directamente.

Dirección: Serapio Rendón 57-B Col. San Rafael, C.P. 06470, México, D.F.

Teléfono: (55) 5566 7854, 5546 8217, 5535 6892 Fax: ext. 108

Sitio web: http://centroprodh.org.mx